Torrecárdenas solicita oncología y urología como nuevas especialidades

El hospital almeriense cuenta con un total de 19 en las que estudian 190 residentes.

Oncología y Urología, son las dos nuevas especialidades médicas que el Complejo Hospitalario Torrecárdenas ha solicitado al Ministerio de Sanidad, tal y como ha informado la jefa de estudios del complejo, Presentación Ataz. En este momento en el centro sanitario imparte 19 especialidades, y el objetivo es continuar con la ampliación de las mismas. Ataz ha destacado, que “Torrecárdenas es un hospital perfectamente adaptado a la formación y con unas condiciones que hacen que la relación entre tutores y alumnos sea muy personalizada”. En el caso de Oncología Médica, se trata de una especialidad troncal de la medicina, para la que se requiere una formación básica y fundamental en Medicina Interna, y que capacita al especialista en la evaluación y manejo de los pacientes con cáncer.

El oncólogo médico se especializa en la atención del enfermo con cáncer como un “todo”. Su objetivo es el cuidado del enfermo desde el diagnóstico, incluyendo el tratamiento y seguimiento, hasta la curación o durante el período terminal del enfermo. Atiende la patología asociada a la enfermedad y las complicaciones derivadas del tratamiento. Colabora activamente en el apoyo emocional, social y psicológico que los pacientes y sus familiares necesitan. Es de su especial competencia el manejo de los fármacos antineoplásicos, y debe poseer un conocimiento amplio de su farmacocinética, interacciones con otras drogas y sistemas de monitorización de los niveles de las mismas. El objetivo de la formación en esta especialidad es adquirir la competencia profesional de la especialidad. Se define como competente el médico residente en Oncología que al finalizar el período de 4 años de entrenamiento es capaz de proporcionar asistencia médica total y especializada a los enfermos oncológicos. La formación en Urología incluye las diferentes áreas de conocimiento de la especialidad. Es una especialidad médico-quirúrgica. Algunos de los trastornos urológicos (infección de orina, incontinencia, disfunción eréctil, litiasis) tienen tratamiento médico, pero la mayor parte de la enfermedades urológicas son susceptibles de tratamiento quirúrgico, por lo cual los residentes de Urología deben tener una clara vocación hacia la cirugía. Uno de los aspectos más relevantes de la cirugía urológica es la endoscopìa en la que se combinan tecnología y habilidad.

Al final del periodo formativo los responsables de la unidad clínica que han formado al residente emiten un informe final de aptitud y lo elevan a la instancia oficial correspondiente. Una vez superados los 5 años de formación y las evaluaciones preceptivas el residente obtiene el título oficial de especialista. El urólogo se encarga de atender a los pacientes con dolencias del aparato urinario (hombres y mujeres) y del aparato genital masculino. La formación como especialista continua a lo largo de toda la vida activa del urólogo.

FUENTE: ELALMERIA.ES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *